¿Cómo conseguir mi certificado digital para los trámites online?

Los certificados se han convertido en una alternativa de gran utilidad a la hora de demostrar nuestra identidad ante determinados trámites. La comodidad de poder usarlos desde casa o cualquier otro lugar, a lo que le añadimos su seguridad, hace que sean muy atractivos para los ciudadanos. Muchos se preguntarán qué hay que hacer para conseguir uno. Resolvemos esta cuestión junto a otros aspectos importantes

¿Qué es exactamente certificado digital?

Es un documento electrónico que incluye un conjunto de datos cuyo objetivo es identificar a una persona a través de internet. 

Para comprender a la perfección su significado, lo más práctico será acudir a la definición que ofrece el ya conocido Reglamento eIDAS de la Unión Europea, que lo define como:

“Una declaración electrónica que vincula los datos de validación de una firma con una persona física y confirma, al menos, el nombre o el seudónimo de esa persona”.

Por tanto, podríamos decir que es un documento electrónico que sirve para identificar inequívocamente a una persona física. Sin salirnos del Reglamento eIDAS, podemos también encontrar los tipos de certificados existentes:

  • Certificado de firma digital: orientado a la identificación y firma electrónica de personas físicas. Garantizan la identidad del firmante y la integridad del mensaje electrónico firmado. Estos pueden ser cualificados o no cualificados en función del cumplimiento de los requisitos recogidos en el eIDAS.
  • Certificado de sello: para el sello electrónico de personas jurídicas. También pueden ser cualificados o no cualificados.
  • Certificado de autenticación web: sirven para vincular un dominio de internet con el titular de dicho certificado. Orientado a vincular el sitio web (dominio de Internet) con la persona física o jurídica titular del certificado.

Usos del certificado digital

Normalmente se piensa que el certificado digital solamente tiene utilidad para realizar ciertos trámites con la Administración Pública, como los relacionados con Hacienda, la Seguridad Social, los servicios de empleo, pago de impuestos locales y autonómicos… y así hasta tener una lista cada vez más larga como fruto del avance de la Administración electrónica.

Aunque estos usos están muy vigentes, estos también tienen cabida dentro de los procesos de firma electrónica de documentos de corte privado, como puede ser un contrato comercial o de cualquier otro tipo. Con ellos podemos alcanzar firmas electrónicas cualificadas (si este es cualificado) o avanzadas (en el caso de no serlo).

Cómo obtener un certificado digital

Tendremos que acudir a los Prestadores de Servicios Cualificados de Confianza. Unos servicios de confianza que el eIDAS identifica como:

  • La creación, verificación y validación de firmas electrónicas, sellos electrónicos o sellos de tiempo electrónicos, servicios de entrega electrónica certificada y certificados relativos a estos servicios.
  • La creación, verificación y validación de certificados para la autenticación de sitios web.
  • La preservación de firmas, sellos o certificados electrónicos relativos a estos servicios.

Estos Prestadores de Servicios Cualificados de Confianza podemos encontrarlos en el listado que ofrece la Comisión Europea en su página web. Una lista en la que aparece Viafirma como prestador del servicio cualificado de sello de tiempo.

Directivo firmando un documento con su certificado digital

¿Qué requisitos se deben cumplir para conseguirlo?

Es muy sencillo. Cualquier ciudadano español o extranjero que disponga de un documento identificativo oficial podrá obtenerlo a través de un Proveedor de Servicios de Certificación, como es el caso de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), autoridad más conocida en nuestro país. Este documento de identidad, que tienen que estar vigentes, puede ser:

La FNMT es una de las entidades prestadoras, quizás la más conocida, pero no la única. Por ejemplo, FirmaProfesional también está autorizada para proveer certificados digitales.

Cómo comprobar la validez de un certificado digital

Los certificados digitales tienen que ser válidos, bien porque se ha pasado su fecha de expiración, o por otros motivos. Estos son los estados en los que puede encontrarse un certificado digital:

  • Válido.
  • Revocado: se ha anulado su validez antes de la fecha de expiración. Es muy frecuente cuando ha quedado expuesta la seguridad del mismo.
  • Suspendido: el certificado no tendrá validez durante un período de tiempo.
  • No reconocido.

Para comprobar el estado de validez de este documento electrónico, en el caso de que lo hayas hecho a través de la emisora FNMT, puedes comprobarlo desde su web o también acudir a las listas de revocación de certificados (CLR) o emplear el proceso de verificación OCSP (Online Certificate Status Protocol).

Firma digital con certificado

Anteriormente hemos hecho referencia a que los certificados digitales son útiles para la identificación y firma electrónica de documentos públicos y privados. También hemos comentado que si se emplea un certificado cualificado, conseguiremos una firma electrónica cualificada y, en el caso contrario, esta podría tener el rango de avanzada.

Las soluciones de Viafirma cuentan con una rica variedad de opciones a la hora firmar con este tipo de documentos digitales. Entre estas opciones podemos mencionar la posibilidad de exigir el uso de este documento electrónico (cualificado o avanzado) al firmante, mediante su inclusión en la política de firma.

Otra alternativa de gran interés la demuestra nuestra solución de firma centralizada o en la nube (también cualificado o avanzado), la cual se encarga del almacenamiento y gestión de estos documentos gracias a la tecnología cloud, posibilitando la firma desde cualquier dispositivo, en cualquier momento y lugar.

Además, tendremos debidamente protegidos nuestros certificados con el uso de la autenticación de doble factor para acceder a los mismos y gestionarlos. Una gestión que incluye la creación de políticas de uso, de manera que podamos limitar en ciertos aspectos su utilización (sitios web, franjas horarias, aplicaciones concretas, etc.) 

Como hemos podido comprobar, los certificados digitales son una herramienta muy práctica, versátil y segura para una amplia variedad de trámites online, tanto públicos como privados. Por ello, desde Viafirma hemos desarrollado soluciones que permitan sacar el máximo provecho de los mismos.