Crónicas Japonesas (II) – Seguridad en el trabajo

Continuando con las crónicas de Japón, en este segundo episodio vamos a hablar de la seguridad en el trabajo.

Ya comenté lo extremadamente cuadriculados y minuciosos que son los japoneses en cuanto a hacer las cosas bien. Una buena prueba de ello la detectamos un día en el metro de Tokyo al ver unos trabajadores cambiando unos simples tubos fluorescentes. Había hasta 4 personas, cada una con una función bien definida. Uno realizando el trabajo sucio, otro de apoyo logístico por lo que pueda pasar, otro aguantando la escalera para evitar cualquier caída inesperada y un cuarto cubriendo el perímetro para evitar un acercamiento descuidado de cualquier transeúnte.

Versión Japo del cambio de un tubo fluorescente.

Para sorpresa nuestra al llegar a Atocha a la vuelta de nuestro viaje, nos encontramos con la situación análoga a la española. Creo que en ningún caso como en este una imagen vale más que mil palabras, o mejor dos imágenes para contrastar una y otra. Busque las diferencias.

Versión Española del cambio de un tubo fluorescente.

Por cierto, seguramente los dos obreros que faltan en la versión española con respecto a la versión japonesa, estarían echando una cervecita.

David tiene una apotación del tema de seguridad en el trabajo en su versión marroquí. Tampoco tiene desperdicio.

Comentarios

  1. Pues aqui va mi aportacion Marroqui, foto sacada en Essaouira en un viaje de trabajo.

    Seguridad en el trabajo

    Por cierto, con todo el respeto para los marroquies a los que tengo especial aprecio.

  2. Lo mejor es que está totalmente convencido el pollo de que está haciéndolo bien. El otro se pone debajo por si se cae que le caiga encima. Total entre una o dos bajas laborales tampoco hay tanta diferencia.

Comments are closed.