dsg-portal-digital-unico-europeo

El DSG: un portal digital único para los ciudadanos y las empresas de la Unión Europea

Es frecuente que ciudadanos y empresas se enreden en una maraña administrativa y de documentos a la hora de realizar un trámite en otro país distinto del suyo. La Unión Europea lleva años siendo consciente de ello, por lo que ha desarrollado una estrategia para la implantación de un portal a través del cual se centralicen y simplifiquen estos procedimientos.

La consecución de un Mercado Digital Único en los países de la Unión Europea lleva consigo irremediablemente la unificación en el acceso a la información sobre los trámites necesarios para cualquier ciudadano de la Unión, a los propios procedimientos y a la asistencia para poder cumplimentar los mismos correctamente.

Se trata de una necesidad reclamada por ciudadanos y empresas desde hace años y que va tomando forma gracias al Reglamento adoptado por el Consejo Europeo el pasado septiembre de 2018 mediante el cual se establece un Portal Digital Único para Europa o DSG (Digital Single Gateway o Portal Digital Único).

Para comprender la sucesión de acontecimientos que han tenido lugar hasta la aparición del Portal Digital Único, debemos remontarnos a 2015, que fue cuando la Unión Europea decidió dar un paso en firme para la transformación digital de los países miembro rompiendo las fronteras digitales entre ellos, al igual que se hizo anteriormente con las físicas.

El establecimiento de un Mercado Digital Único (DSM o Digital Single Market) abarcó iniciativas como la eliminación del bloqueo geográfico injustificado, el fin de las tarifas de itinerancia móvil (el conocido roaming), se establecieron mejoras relacionadas con el Gobierno Electrónico o para impulsar la conexión WiFi en algunos municipios, entre otras muchas medidas para la digitalización.

Las ventanillas únicas como precedente

La voluntad de agilizar los trámites burocráticos entre países de la Unión Europea no es algo nuevo. Esto se puede constatar con el hecho de que desde 2009 la Unión Europea implantó la obligatoriedad de que cada país dispusiera de, al menos, una ventanilla única para atender a emprendedores del sector servicios.

Gracias a estas ventanillas únicas, que dan forma a la red EUGO y que están regidas por la Carta de las ventanillas (Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado interior), las empresas de servicios pueden conseguir información útil sobre normas y procedimientos, así como su cumplimentación telemática, como pueden ser:

  • Aquellas relacionadas con lo necesario para erigir una empresa.
  • Exigencias para ofrecer servicios de manera temporal.
  • Reconocimiento de cualificaciones profesionales y profesiones reguladas.
  • Legislación laboral y social.
  • Normativa de contratación pública.

Esta directiva fue un impulso decisivo para:

  • La simplificación administrativa.
  • La libertad de establecimiento de los prestadores de servicios.
  • La libre circulación de servicios.
  • Los derechos de los destinatarios.
  • La calidad de los servicios.
  • La cooperación administrativa.
  • Un programa comunitario de convergencia

Podemos considerar las ventanillas únicas como un antecedente del Portal Digital Único, portal que extenderá estos servicios al resto de empresas y a ciudadanos particulares, avanzando así un gran trecho para conseguir un mercado digital único para Europa.

La necesidad de un Portal Digital Único para Europa

Para los ciudadanos que viven en otros país de la Unión Europea, pretenden hacerlo o necesitan informarse o realizar trámites transfronterizos, así como para empresas cuyas acciones van más allá de los límites de un país, realizar ciertas acciones burocráticas suponía sumergirse en un laberinto administrativo.

A esto había que añadirle que la información útil para llevar a cabo estos trámites se encontraba dispersa en multitud de sitios web, y algunos de estos solamente se encontraban disponibles en el idioma del propio país y no transmitían demasiada confianza.

A la brecha de información descrita anteriormente debemos sumarle el hecho de que algunos de estos procedimientos administrativos únicamente podían realizarse presencialmente en una oficina física o por un número de teléfono nacional, lo que suponía una barrera difícil de salvar para muchos.

Esta coyuntura cristaliza en la necesidad de crear un espacio digital único para todas las naciones de la Unión Europea, suponiendo una agilización y mejoras que traerán consigo beneficios para la economía de la Unión. De hecho, según la comisaria europea para el Mercado Interior, Elżbieta Bieńkowska, se ahorrará a los ciudadanos 855.000 horas y 11.000 millones de euros al año a las empresas.

Ley Seguridad Cibernética Unión Europea

Las bases del Portal Digital Único Europeo

Este Portal Digital Único Europeo se integrará dentro del ya existente “Tu Europa” y su interfaz de usuario estará disponible en todas las lenguas oficiales de la Unión Europea.

Desde la función de búsqueda, el Portal Digital Único Europeo ofrecerá datos acerca de información práctica y fácil de encontrar sobre normativas nacionales aplicables a los trámites, procedimientos administrativos y las etapas a cumplir para cumplimentarlos y asistencia para solventar todas las dudas que tengan ciudadanos y empresas al respecto.

Aunque algunos de estos procedimientos ya se encuentran a disposición pública en “Tu Europa”, el programa que marca las pautas para la implementación del Portal Digital Único Europeo se marca como límite diciembre de 2023 para que en el mismo se incluyan los siguientes procesos administrativos:

  • 21 procesos administrativos europeos de gran importancia y amplio uso.
  • Todos los procedimientos administrativos de cada uno de los países miembro.
  • El principio de “una sola vez”, por el cual el ciudadano no tiene que volver a presentar la documentación que ya está en poder de la Administración.

Además, destacar que el portal estará sujeto a procesos de control y monitorización mediante el feedback de los propios usuarios para la mejora de la calidad de sus servicios.

Con este portal la Unión Europea apuesta fuertemente por el funcionamiento pleno de una pasarela digital única mediante la cual particulares y organizaciones puedan acceder fácilmente a información, procedimientos y servicios.

A partir de ahora, con el DSG será mucho más ágil matricular un vehículo, solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, pedir un certificado de residencia y muchas más acciones, facilitándose enormemente la vida de los ciudadanos y fomentando las relaciones personales y profesionales transfronterizas.

DSG, la punta del iceberg

El DSG es la punta del iceberg, la interfaz, el mostrador para la ciudadanía y las empresas, de una estrategia digital de la Unión Europea a largo plazo.

Para poder hacer posible que realmente los servicios públicos de cualquier país de la unión sean accesibles a cualquier ciudadano europeo, como los sociales, tributarios, contratación pública, salud, justicia o igualdad, está en marcha el ambicioso proyecto paneuropeo e-Sens, en el que están ya previstos pilotos en las áreas de contratación pública, sanidad electrónica, justicia electrónica y creación de empresas. El proyecto e-Sens está inserto en el instrumento de financiación CEF (Connecting Europe Facility).

El programa e-Sens está a su vez soportado por los cinco módulos principales del CEF, imprescindibles para que el DSG sea viable y útil realmente para los ciudadanos y empresas:

  • eID. Servicios digitales capaces de identificar electrónicamente a usuarios de toda Europa.
  • eSignature. Creación y verificación de firmas electrónicas de acuerdo con los estándares europeos
  • eInvoicing. Envío y recepción de facturas electrónicas de acuerdo con la directiva y el estándar europeo
  • eDelivery. Intercambio de datos y documentos de forma segura y confiable.
  • eTraslation. Servicios públicos multilingües.