Cómo firmar documentos con el DNI electrónico

Todos tenemos en nuestra cartera o bolsillo una poderosa herramienta para firmar documentos electrónicos de una forma simple, segura y legal. Sólo tienes que echarle un vistazo a tu DNI. Es posible que desconozcas algunos de los usos que nos ofrece, te los traemos aquí.

El reconocimiento de la identidad personal ha evolucionado de la manos del crecimiento tecnológico de la sociedad. En el caso de España, el DNI surge en 1951, yendo poco a poco ampliándose la obligatoriedad de su uso hasta alcanzar a los mayores de 14 años.

Actualmente, el Documento Nacional de Identidad o DNI sirve para mucho más que confirmar nuestros datos en persona frente a las autoridades y administraciones. Esto es gracias a la incorporación de medidas como la firma electrónica.

Con este artículo pretendemos tratar las claves de la firma electrónica relacionada con los nuevos modelos de DNI, como son el DNI electrónico (DNIe) y el DNI 3.0.

¿Qué es el DNI electrónico?

El DNI electrónico es un documento de identificación personal que emite el Gobierno de España. Éste supone un paso más en el desarrollo de la administración electrónica en el país. El DNI electrónico consta principalmente de:

¿Qué información contiene el DNI electrónico?

Como hemos comentado, el DNI electrónico contiene en su pequeño circuito integrado o microchip toda la información necesaria para la identificación y firma de su titular. Podemos desglosar estos datos en:

  • Datos personales.
  • Imagen digitalizada de la foto.
  • Imagen digitalizada de la firma manuscrita.
  • Resumen criptográfico de la huella biométrica dactilar.
  • Certificados de autenticación y firma electrónica.
  • Certificado de componente propio del DNI.

Es importante señalar que dichos datos están encriptados de manera segura. Además, el chip no contiene ningún dato histórico del titular, ni datos sanitarios, fiscales, penales, laborales, etc…, especialmente protegidos por el RGPD.

Del DNI electrónico al DNI 3.0

Como consecuencia de la evolución de la tecnología y de las necesidades de los ciudadanos, el DNI electrónico va, poco a poco, desde 2015, dejando paso a su sucesor, el DNI 3.0.

¿En qué se diferencian estos 2 documentos? El principal hecho diferencial entre en DNIe y el DNI 3.0 es que este último soporta la tecnología NFC (Near Field Communication). Esta tecnología NFC se basa en el intercambio inalámbrico de información a corto alcance (unos 20 cm) y está pensada principalmente para dispositivos móviles.

Con la incorporación de la tecnología NFC se puede usar el DNI 3.0 para identificarse y firmar mediante aplicaciones móviles, como es el caso de Viafirma, dando un paso adelante en la utilidad del DNI, extendiendo su uso a algo más que los trámites con la administración pública y evitando la necesidad de un lector de tarjetas, con su consecuente ganancia en movilidad.

Firmar documentos con el DNI electrónico

¿Cómo se firma con el DNI electrónico?

Cuando hablamos de firma electrónica a través del DNI electrónico o del DNI 3.0, estamos hablando de que se realiza una firma electrónica de tipo cualificada. Esta categoría de firma es la que ofrece mayores garantías jurídicas, con el mismo reconocimiento que la firma manuscrita, definiéndose según el Reglamento eIDAS como:

“Una firma electrónica avanzada que se crea mediante un dispositivo cualificado de creación de firmas electrónicas y que se basa en un certificado cualificado de firma electrónica.”

1.- Cumplir con los requisitos para firmar con el DNI electrónico

Antes que nada, tendremos que comprobar si cumplimos con las exigencias mínimas técnicas de hardware y software para su uso. En el caso del DNI electrónico, será obligatorio contar con un lector de tarjetas inteligentes, que pueden estar integrados en el teclado o conectarse al ordenador vía USB o tarjeta PCMCIA.

Con el DNI 3.0 también se nos ofrece la posibilidad de hacerlo por la ya mencionada tecnología NFC, cuyo dispositivo cumpla con la Norma ISO 14443, referida a tarjetas de identificación electrónicas, especialmente las de proximidad.

En cuanto a software, tanto DNI electrónico, como DNI 3.0 están preparados para su uso desde cualquier sistema operativo, soportando los siguientes navegadores de Internet:

  • Microsoft Internet Explorer (versión 6.0 o superior)
  • Mozilla Firefox (versión 1.5 o superior)
  • Netscape (versión 4.78 o superior)

Si vamos a firmar mediante un lector de tarjetas, necesitaremos disponer de un módulo criptográfico, que será diferente en función del sistema operativo o navegador, y de los drivers del propio dispositivo de lectura.

2.- Firmar electrónicamente desde la aplicación

Para la operación de firma en sí, tendremos que abrir el documento a firmar a través de la solución software con la que vayamos a realizar dicha firma.

El proceso para la ejecución de esta firma paso a paso variará en función de la herramienta que vayamos a emplear. En el caso de Viafirma, se trata de un procedimiento muy sencillo e intuitivo. Tanto si se usa un lector de tarjetas como NFC, la solución reconocerá el certificado como uno más dentro del sistema. Sólo hay que elegirlo y usarlo.

En líneas generales, habrá que seleccionar el documento, que se puede consultar previamente a la firma, para posteriormente proceder a la misma, para lo que se nos requerirá el PIN de verificación de nuestro DNI electrónico o DNI 3.0. Un código que se nos proporciona al obtenerlo y que podemos modificar si así lo deseamos.

Como podemos ver, exprimir al máximo todo lo que nos ofrece el DNI electrónico y el DNI 3.0 sólo requiere de unos sencillos pasos que se pueden realizar desde prácticamente cualquier dispositivo y sistema.

Hay que admitir que la necesidad de contar con un lector de tarjetas o de dispositivos con NFC puede resultar una dificultad para muchos ciudadanos, y es una de las razones por las que la firma con el DNI electrónico no termina de consolidarse en España, habiendo otras soluciones de firma cualificada, como la firma con certificado instalado en el sistema del dispositivo y, sobre todo, la firma a distancia, usando el certificado en la nube, que libera completamente de requisitos de hardware y periféricos.

De cualquier modos, es una manera de ganar tiempo, comodidad y respaldo legal para todos los ciudadanos, que tienen acceso a los trámites gubernamentales, así como la opción de firmar digitalmente documentos con la ayuda de software especializado, como es el que ofrece Viafirma.