Eligiendo una licencia libre.

Si la decisión de hacer libre un proyecto o librería ya está tomada, aún queda la ardua labor de elegir la licencia que más nos conviene. En nuestro caso concreto, siendo una PYME, la elección ha sido la GPL. Enumero y explico nuestras motivaciones:

– La licencia GPL es vírica por lo que si algún proyecto utiliza el código liberado, éste tendrá que ser a su vez publicado como GPL. Con esto conseguimos por un lado colaborar con la comunidad y por el otro evitar la competencia desleal de otras empresas del sector, que podrían utilizar el código sin proporcionarnos un beneficio recíproco.

– La licencia GPL nos permite liberar el código y a la vez, como titulares del copyright, seguir utilizando éste, si es necesario, en desarrollos no-libres. Incluso nos permite mantener una licencia dual, comercial y libre (el ejemplo más claro lo tenemos en MySQL).

– Hemos descartado licencias tipo BSD, ya que no nos otorga ningún tipo de protección frente al uso del código por terceras empresas. Incluso Microsoft podría incluir parte de vuestro código (Como el caso típico de la implementación de la pila TCP/IP tomada prestada de BSD) 🙂 …

– Otra licencia interesante es la licencia de Apache, pero está más pensada para grupos de proyectos y grandes organizaciones. Estas licencias no son víricas, por lo que son compatibles con cualquier otro proyecto con la única limitación de hay que indicar en los créditos a los autores. Además son licencias muy complejas, más adecuadas para librerías y aplicaciones que se deban integrar con código heterogeneo.

– Usar la GNU GPL exige que todas las versiones mejoradas que se publiquen sean software libre. Con esto evitamos el riesgo de tener que competir con una versión modificada de forma privada de nuestro propio trabajo.

-La LGPL (renombrada a GPL Reducida), es una buena opción, pero nos da menos ventaja por ser autores, ya que al estar pensada inicialmente para librerías, no obliga a que las aplicaciones que hagan uso de éstas, sean a su vez libres.

-La GPL no plantea problemas si utilizamos bibliotecas no GPL, siempre y cuando indiquemos de forma clara su existencia.

-La EUPL, es una apuesta de futuro promovida por la Unión Europea y que tiene previsto adoptar para la liberación de software en las administraciones públicas de Europa. Dado el ámbito público en el que se suelen mover nuestros proyectos, en cuanto esta licencia empiece a funcionar, no cabe duda de que sera nuestra mejor opción.

Quizás la decisión no sea la más adecuada ya que existen licencias libres para todos los gustos:

(Fuente http://opensource.org)