La web semántica

Ayer comenzamos con lo que pretendemos sea una colección de artículos acerca de la web semántica, que iremos desarrollando a lo largo de las siguientes semanas. En la entrega de hoy, daremos una pequeña introducción acerca del tema. Ya que nosotros también estamos aprendiendo en este momento, espero que nos perdonéis y corrijáis posibles errores 🙂

En la actualidad, la web es una colección de datos inmensa, que permite a una persona acceder a una gran cantidad de información y operar sobre ella. Sin embargo, lo que es una virtud se puede entender también como uno de sus grandes defectos, debido a que existe tanta información que cada día resulta más complicado procesarla y hacer consultas sobre ella. Además, la heterogeneidad en las fuentes de información dificulta en gran medida la interoperabilidad entre sistemas.

La web semántica es una evolución de la actual tecnología, pensada para proveer de contenido semántico a la web actual. Gracias a este contenido semántico se posibilita que no sólo una persona pueda entender la información que presenta una página web, sino que se habilita a las máquinas a tal efecto. De esta manera, un buscador puede realizar una consulta de una forma más inteligente, procesando los resultados y descartando o seleccionando los que mejor se adaptan a los parámetros de la búsqueda.

En el fondo, la web semántica trata de proveer un cierto grado de inteligencia a la web actual. Tim Berners-Lee, el inventor del World Wide Web y uno de los principales valedores de la web semántica, se expresaba así en 1999:

I have a dream for the Web [in which computers] become capable of analyzing all the data on the Web – the content, links, and transactions between people and computers. A ‘Semantic Web’, which should make this possible, has yet to emerge, but when it does, the day-to-day mechanisms of trade, bureaucracy and our daily lives will be handled by machines talking to machines. The ‘intelligent agents’ people have touted for ages will finally materialize.

Una traducción un poco libre 🙂

He tenido una visión para la Web [en la cual los ordenadores] serán capaces de analizar todos los datos de la Web – los contenidos, enlaces y operaciones entre las personas y las máquinas. Una ‘Web Semántica’, que debería hacer esto posible, todavía tiene que aparecer, pero cuando lo haga, las operaciones diarias de comercio, burocracia, y nuestras vidas serán manejadas por máquinas hablando con otras máquinas. Los ‘agentes inteligentes’ que la gente ha esperado por años finalmente se harán realidad.

Comentarios

  1. Habría que tratar con cuidado los términos “inteligente” o “inteligencia“. Que yo sepa, lo que se considera hoy en día como web semántica, permite “simplemente” poder hacer búsquedas más complejas, mas cercanas al lenguaje natural, que las máquinas se entiendan entre ellas mejor, pero creo que hasta este momento, las máquinas siguen sin poder “deducir” nuevo conocimiento a partir de los datos aportados por muy enriquecidos que estén. He oído cosas como buscadores semanticos que infieren información semántica de recursos sin esquemas de metadatos (dicen que el nuevo buscador de Microsoft hace algo así), pero me parece a mi, sin conocimientos técnicos, que hay mucho ruido y pocas nueces “inteligentes”. Simplemente se trata de ordenar mejor la biblioteca.

    Si piensas que hay algo más, me alegraré … ¿o debería preocuparme? 😛

  2. En este sentido, creo que el señor Berners-Lee habla del futuro, no de lo que tenemos ahora. De hecho, el inicio del artículo de 2001 en que presenta la idea de web semántica bien podría presentarse a un concurso de literatura de ciencia ficción, algo que últimamente él mismo ha reconocido 🙂

Comments are closed.