El Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea

El 25 de mayo de 2016 la UE aprobó el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), con el objetivo de contar con una política de protección de datos única en todo el territorio de la unión. Dicho reglamento por lo tanto reemplaza a cualquier ley de los países miembros en dicha materia. En el caso de España, dicha ley es la conocida LOPD – Ley Orgánica de Protección de Datos-.

La UE dejó un periodo de dos años como para la adaptación de la normativas entonces vigentes y los procesos de las instituciones y entidades que custodien, procesen o simplemente traten con información de carácter personal. Así, a partir del 25 de mayo de 2018, este reglamento será de obligatorio cumplimiento.

Este cambio de legislación se ha realizado principalmente con los intereses del usuario en mente, que tendrá una mayor protección de su privacidad y más derechos con respecto al tratamiento de sus datos. Es por ello por lo que afecta al proceso de obtención del consentimiento informado puesto que además, en muchos casos incluye información sensible.

Algunas de las novedades más interesantes que incluye son:

  • Derecho al olvido.
  • Protección especial para los niños.
  • Sanción a las empresas que no cumplan con la normativa de hasta un 4% de su facturación anual.
  • Derecho a ser informado en caso de que tus datos hayan sido pirateados.
  • Permiten al ciudadano europeo tener más control sobre su información.

Dos sectores en los que el consentimiento informado toma especial importancia son el de la salud (laboratorios, clínicas, hospitales) y el de los seguros, puesto que trabajan no solo con datos personales estándar, sino con lo que se conoce como información sensible. Así la importancia de la correcta aplicación de la RGPD es aún mayor en estos sectores. Además, la modificación de la definición del consentimiento también repercutirá en la forma de adquirirlo y a los propios procesos de cada empresa.

Las soluciones de Viafirma se ajustan plenamente a los requisitos del Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD), habilitando funcionalidades cómodas, claras, usables y ágiles tanto para el administrador como para el usuario final, adaptadas a las necesidades particulares de los distintos sectores

¿Qué cambios introduce el Reglamento General de Protección de Datos?

En un esfuerzo por eliminar las trabas burocráticas, la inscripción de los datos en la autoridad correspondiente, en nuestro caso la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), ya no será necesaria, pero la empresa tiene la obligación de llevar un registro interno.

Para que el usuario esté más prevenido de lo que ocurre con sus datos, las violaciones de seguridad deben notificarse en un plazo máximo de 72 horas. En cuanto a las medidas preventivas, ahora la RGPD establece la obligación de adoptar medidas de seguridad ajustadas a los riesgos específicos para la privacidad en cada empresa.

La figura del Delegado de Protección de Datos cobra gran importancia, ya que es la persona encargada de supervisar la seguridad de los datos y la que servirá de enlace de comunicación con la autoridad competente.

Usando soluciones RGPD de Viafirma la funciones del Delegado de Protección de Datos de su empresa serán más cómodas y tendrá un mayor control sobre la seguridad de los datos

La protección del usuario se ve reforzada gracias a varios derechos y modificaciones que están destinadas a aumentar su capacidad de decisión y control sobre sus propios datos. El derecho al olvido le permite exigir que los datos personales sean eliminados una vez se haya cumplido con el fin para el que fueron recogidos.

Con el derecho a la portabilidad, el usuario puede hacer uso de él si desea recuperar sus datos en un formato que le permite transferirlos a otro responsable diferente. Finalmente, llegamos a la modificación de la definición del consentimiento, que pasamos a desgranar con todas las implicaciones que conlleva.

Cambios en la obtención del consentimiento

El consentimiento es el acto por el cual el interesado acepta el tratamiento de sus datos personales. La nueva RGPD mantiene esta definición, pero modifica las circunstancias necesarias en las que se produce este consentimiento.

El artículo 4.11 dice así: “El consentimiento es toda manifestación de voluntad libre, específica, informada e inequívoca por la que el interesado acepta, ya sea mediante una declaración o una clara acción afirmativa, el tratamiento de datos personales que le conciernen.”

Este cambio quiere decir que lo que se conocía anteriormente como consentimiento sobreentendido o tácito ya no es válido, y así se especifica claramente en el reglamento que “el silencio, las casillas ya marcadas o la inacción no deben constituir consentimiento”.

Con Viafirma Documents, el consentimiento informado de sus clientes y usuarios se convierte en un proceso transparente, usable, ágil y seguro


reserva tu cita