Firma electrónica en Estados Unidos

En el mundo anglosajón se realiza una distinción entre firmas electrónicas y firmas digitales, dándole validez a ambas. La firma digital es realizada con un certificado digital, mientras que la firma electrónica se asemeja a la firma electrónica simple de eIDAS: una rúbrica sobre un documento, click sobre una cláusula de aceptación, la representación de la firma realizada con medios simples (ratón, dedo sobre pantalla) sobre un documento electrónico, la firma biométrica… Por ello, en este sentido la legislación norteamericana es más laxa y permisiva con la aplicación de la firma electrónica que la europea.

Las principales normas federales son:

  • 2000. Electronic Signatures in Global and National Commerce Act (ESIGN).
  • 1999. Electronic Transactions Act (UETA).

Los distintos estados luego disponen de leyes de firma electrónica a nivel estatal, la mayoría basadas en versiones de UETA. En general, la legislación americana recoge que no se negarán los efectos jurídicos a las firmas simplemente porque estén basadas en un formato electrónico / digital, pero es imprescindible disponer de consentimiento de todas las partes para poder realizar el proceso por vías electrónicas. Normalmente quedan fuera de este alcance la transferencia de propiedades inmobiliarias o las notificaciones fehacientes.

¿Te ha sido útil el contenido?

¿Buscas una solución de firma digital para tu empresa?

En Viafirma nos adaptamos al 100% a tus necesidades

reserva tu cita