La firma digital de documentos en las aseguradoras de España

¿Cómo está cambiando la transformación digital a las aseguradoras españolas? ¿Por qué es importante incluir la firma digital dentro de este cambio? ¿Qué ventajas les aporta contar con ella?

El mundo de los seguros destaca por su alta capacidad para abarcar a una gran parte de la sociedad. En España, según los últimos datos ofrecidos por Mapfre, en 2018 creció un 1.5%, con un montante en primas de 28.995 millones de euros. Los tipos de seguros que mejor estado ofrecieron fueron el del automóvil y el de salud.

Uno de los recursos que puede contribuir a su mejora y modernización es la firma digital. Por ello nos centramos de aquí en adelante en su influencia sobre este sector.

La transformación digital de las aseguradoras

El mundo de los seguros no permanece aislado al proceso de digitalización que abarca a todos los entornos sociales y profesionales. Dentro de las aseguradoras, la transformación digital tiene un concepto protagonista, insurtech.

Insurtech proviene de la combinación de las palabras insurance y technology, y abarca tanto a las empresas aseguradoras tradicionales que han adoptado nuevas tecnologías en sus procesos, como a empresas recientes de corte tecnológico que aprovechan la coyuntura digital para ofrecer nuevos servicios a sus clientes.

Para ser conscientes de la situación actual del insurtech en España, podemos realizar una lectura del Libro Blanco de Insurtech publicado en el pasado junio de 2019 por la Asociación Española Fintech e Insurtech. En él se realiza una radiografía del sector, con sus oportunidades y barreras, y ofrece una hoja de ruta para aprovechar unas y derribar otras.

De las 30 propuestas plasmadas en el Libro Blanco de Insurtech, podemos destacar:

  • Implementar un sandbox regulatorio, es decir, un entorno para hacer pruebas sobre este modelo de negocio.
  • Crear un Comité de Innovación en el sector Seguros que ayude a poner en marcha todas las iniciativas propuestas.
  • Adaptar los requisitos normativos a las características de las insurtech, agilizando de esta manera el desarrollo de sus operaciones.
  • La aplicación del principio de proporcionalidad en la regulación y en la supervisión.
Firma digital en las aseguradoras

Pero, aunque insurtech es una parte muy importante de la transformación digital de las aseguradoras, no es el único factor que debemos considerar en este cambio tecnológico.

Si atendemos las conclusiones extraídas por la consultora Deloitte, esta digitalización se sustentará en otros 4 pilares, además de insurtech:

  • Perspectiva social: aquí cobra especial relevancia la experiencia del cliente, un usuario que compartirá a través de medios digitales su opinión sobre el trato recibido por la aseguradora.
  • Uso de dispositivos móviles para contratar un seguro u hacer uso de los servicios que se ofrecen, como dar un parte de accidente incluyendo la ubicación o fotos del mismo.
  • Nuevas formas de establecer precios adaptados a cada cliente. Para ello, por ejemplo, está la opción de estudiar el comportamiento del asegurado mediante la monitorización de sus acciones, como puede ser la conducción, gracias a dispositivos móviles o de Internet de las Cosas (IoT). Todo ello, por supuesto, con el permiso del usuario.
  • El tratamiento de grandes cantidades de datos gracias a tecnologías como Big Data, que permitirá detectar más eficientemente oportunidades de hacer nuevos clientes.

Cómo contribuye la firma digital al mundo de los seguros

Dentro de las nuevas soluciones tecnológicas que han llegado a cambiar por completo la actividad de las empresas aseguradoras, debemos prestar especial atención a la firma digital de los documentos que implica esta.

Como es natural, el mundo de los seguros requiere de una cantidad y variedad de documentación enorme. Entre estos documentos podemos resaltar:

  • Pólizas: creación de nuevas, modificaciones y cancelaciones.
  • Aceptación y pago de diferentes primas.
  • Gestión de reclamaciones.
  • Contratos comerciales con partners y distribuidores.
  • Documentos de gestión interna, como contratos de trabajo, solicitudes de créditos bancarios, administración de recursos humanos, pago de alquileres de locales y suministros, etc.

Firmar digitalmente proporciona a las compañías de seguros una serie de beneficios que la convierten en una herramienta de gran valor para sus procesos.

La firma digital aporta un plus de agilidad a la instauración de nuevas pólizas, pudiendo el cliente firmarlas desde la comodidad de su ordenador, teléfono móvil o tablet. Con esta opción, reducimos la posibilidad de que el asegurado pueda cambiar de opinión y le ahorramos tener que trasladarse a la oficina para formalizar el trámite.

Por otra parte, la elevada gestión documental que implica el mundo de los seguros puede hacer que tengan lugar confusiones e incluso pérdidas. El carácter paperless inherente a la firma digital hace que siempre tengamos fácilmente a nuestra disposición los documentos que necesitemos, evitando dichas pérdidas y asegurándonos de que siempre contamos con la versión más actual de estos.

También debemos añadir que, al tener mejor gestionado todo el papeleo, tenemos un mayor control sobre la situación de cada cliente, pudiendo atenderle de una manera completamente personalizada.

Gracias a la firma digital, disminuirán los errores en los trámites documentales, ya que se podrán preparar documentos de forma que no pueda cumplimentarse la firma si se han dejado espacios sin completar, si se han hecho erróneamente o si no se han leído ciertas cláusulas. 

Un factor muy a tener en cuenta es el de la legalidad. Con la firma digital se pueden aportar pruebas suficientes durante un proceso legal que verifiquen la identidad de la persona que firmado un documento, así como el lugar exacto y el momento preciso en el que se ha materializado la firma.

Por último, no debemos olvidar que nos encontramos en un entorno con una alta competitividad, aún más ahora con el surgimiento de las ya mencionadas empresas insurtech. La firma digital es una herramienta que agrega a la marca una sensación de modernidad, adaptación a los nuevos tiempos y, por la reducción de papel que implica, de ser respetuosa con el entorno.

Concluimos este repaso a la contribución de la firma digital en los seguros haciendo mención al conjunto de soluciones que Viafirma puede ofrecer a este tipo de negocios, facilitando el proceso de firma digital y añadiéndole útiles prestaciones que impulsarán la eficiencia de la compañía en varios sentidos.