El sello de tiempo

Los sellos de tiempo aportan un gran valor desde el punto de vista jurídico a la firma digital. ¿Cómo se realiza este sellado?, ¿en qué documentos puede realizarse?, ¿qué delitos puede evitar? Resolvemos estas cuestiones a continuación.

Una de las características más atractivas que presenta la firma electrónica es que añade una robusta capa de seguridad a los métodos de identificación y autenticación. Gracias a ella podemos ahorrarnos engorrosos trámites legales y entrar en litigios que siempre son molestos, pese a que la razón esté de nuestro lado.

Como siempre se ha dicho, “mejor prevenir que curar”, por lo que evitar la realización de delitos es una realidad con la implantación de métodos como el sellado de tiempo. Hablamos de él, de su funcionamiento y de sus aplicaciones contra el cibercrimen.

¿Qué es el sello de tiempo?

Mediante el sello de tiempo o time stamping se asevera, con las garantías que ofrece una tercera parte de confianza, que un dato de carácter electrónico, como puede ser la firma digital, se ha plasmado en un documento en una fecha y hora concreta.

Se garantiza con total fiabilidad que un documento no ha sido alterado tras este proceso, suponiendo así una fuerte medida de protección legal frente a una importante cantidad de delitos e infracciones jurídicas.

Como hemos comentado, estos son emitidos por una tercera parte, totalmente imparcial y que ofrece toda la seguridad de que el procedimiento se lleva a ejecución de manera apropiada. En Europa, estas terceras partes se definen legalmente como Prestadores de Servicios de Sello de Tiempo, anteriormente denominados como Autoridad de Sellado de Tiempo o TSA, de Time Stamp Authority.

El sellado de tiempo está basado en los descrito por el estándar RFC-3161 Internet X.509 Public Key Infrastructure Time-Stamp Protocol (TSP), redactado por la Internet Engineering Task Force (IETF).

No debemos dejar de mencionar que también existe el proceso de resellado, que permite actualizar un sello de tiempo, y el de verificación de dicho sello, que sirve para verificar su validez.

El reglamento europeo eIDAS

De una mera similar a la firma electrónica, el reglamento eIDAS define el concepto de sello de tiempo y regula particularmente el sello cualificado de tiempo electrónico, al que confiere presunción de exactitud de la fecha y hora que indica y de la integridad de los datos a los que la fecha y hora estén vinculadas (art. 41.2).

Asimismo, en el punto 3 del artículo 41 regula la obligatoriedad del reconocimiento de un sello cualificado de tiempo electrónico emitido en un Estado miembro en el resto de la UE.

Para que un sello de tiempo electrónico se pueda denominar legalmente como cualificado, debe haber sido emitido por un prestador de servicios de sello cualificado y cumplir los siguientes requisitos:

  • Vincular la fecha y hora con los datos de forma que se elimine razonablemente la posibilidad de modificar los datos sin que se detecte;
  • basarse en una fuente de información temporal vinculada al Tiempo Universal Coordinado, y
  • haber sido firmada mediante el uso de una firma electrónica avanzada o sellada con un sello electrónico avanzado del prestador cualificado de servicios de confianza o por cualquier método equivalente. (art. 42).

Del mismo modo que en la regulación de otros servicios de confianza, no deniega efectos jurídicos ni admisibilidad como prueba en procedimientos judiciales a un sello de tiempo electrónico por el mero hecho de estar en formato electrónico o de no cumplir los requisitos de sello cualificado de tiempo electrónico.

Viafirma está reconocida por parte del Gobierno de España como Prestador Cualificados de Servicios de Confianza del servicio de sello de tiempo. Con ello somos la primera empresa de Andalucía en conseguir dicha distinción y una de las 20 entidades espàñolas que están autorizadas a ofrecerlo. Un reconocimiento con efecto en todos los países miembros de la Unión Europea.

¿En qué se diferencia de otros sellos?

Aunque para los menos introducidos en la materia puedan parecer términos semejantes, existe una diferencia notable entre un sello de tiempo, marca de tiempo y sello electrónico

En el primero, la fecha y hora se obtienen de fuentes oficiales del Estado. En el caso de España nos referimos a la que fija el Real Instituto y Observatorio de la Armada (ROA), en San Fernando (Cádiz). El reglamento eIDAS incluye algún requisito más, según explicaremos más adelante.

En el caso de la marca de tiempo, esta puede generarse por la propia aplicación sin la necesidad de la autoridad de confianza que exige el sello de tiempo. Esto no quiere decir que sea menos precisa que el sello de tiempo, puesto que también se encuentra asociada a una fuente horaria que puede ser igual de exacta, pero sí es cierto que ofrece menos garantías jurídicas.

El sello electrónico viene definido por el Reglamento eIDAS y por la Ley 39/2015 de 1 de octubre como datos anejos o asociados a un documento electrónico y que garantizan su origen e integridad

Usuario probando el sello de tiempo en sus documentos

¿Cuándo es obligatorio utilizarlo?

El sello de tiempo tiene numerosas aplicaciones según veremos más adelante. Legalmente, hay casos de uso en los que, bajo ciertas condiciones, es obligatorio su uso. En primer lugar dependerá de la regulación del procedimiento en el que se pretenda usar el sello de tiempo. Si esta circunstancia no se plasma en la legislación vigente para dicho proceso, tendremos que recurrir al Esquema Nacional de Seguridad.

Este esquema define 3 niveles de seguridad para la información en función de lo crítica que sea esta: bajo, medio y alto. Para calificar los datos dentro de uno de estos 3 grupos, se hace uso de 5 dimensiones de seguridad, que son:

  • Disponibilidad
  • Autenticidad
  • Integridad
  • Confidencialidad
  • Trazabilidad

El sellado de tiempo será de aplicación obligatoria para la información calificada con un nivel de seguridad alto según el Esquema Nacional de Seguridad.

¿Cómo se plasma en un documento?

Una de las cuestiones que debemos resolver cuando hablamos del sellado de tiempo es la que se refiere a cómo es el proceso mediante el que se realiza el sellado. Éste consta de 6 pasos fundamentales:

  1. La parte interesada solicita un sello de tiempo para el documento que se requiere.
  2. Se genera en el dispositivo del usuario un hash, que es documento digital que resume la solicitud del documento a sellar.
  3. Este hash se envía al Prestador de Servicios de Sello de Tiempo.
  4. Posteriormente, el Prestador de Servicios de Sello de Tiempo crea un sello de tiempo que contiene el hash, la fecha y hora a la que se ha sellado el documento y su propia firma electrónica.
  5. El sello de tiempo se envía a la persona que lo ha solicitado.
  6. El Prestador de Servicios de Sello de Tiempo almacena todos los sellos emitidos por si es necesaria una futura verificación de estos.

El sellado de tiempo para evitar delitos

Ahora que conocemos sus principales funcionalidades, pasaremos a conocer en qué situaciones puede ser útil para la prevención de infracciones legales.

Una de las aplicaciones en las que puede servir de gran utilidad es en la facturación electrónica. Y es que tener la fecha de emisión de las facturas certificadas por una autoridad de confianza puede ser clave a la hora de ganar litigios por impago.

No estamos hablando de un tema, ni mucho menos, menor. Y es que un informe de la Comisión Europea sobre la morosidad desvela que el pago a tiempo de las facturas en España, Portugal e Italia salvaría del cierre a entre 124.000 y 248.000 negocios cada año en España, Portugal e Italia, y podría crear unos 6,5 millones de puestos de trabajo.

Además, la factura electrónica es fundamental en la lucha contra la evasión de impuestos, que alcanza los 300.000 millones de euros en España, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Otra ventaja consiste en dar forma a un comercio electrónico que goce de más confianza por parte de todos los actores que participan en sus procesos. Esta confianza se gana sellando electrónicamente una gran parte de los documentos asociados a la gestión de un e-commerce, como pedidos y albaranes, además de la ya mencionada factura electrónica.

Los sectores de logística y seguros son otros buenos ejemplos de la gran utilidad del sello electrónico contra posibles fraudes. ¿El siniestro del auto se produjo antes o después de firmar la póliza? ¿Puedo demostrar que una mercancía llevó a tiempo a su destino? Cuestiones como esta son fácilmente resueltas con un sello de tiempo incluido adecuadamente en el proceso

Desde el punto de vista de la protección de la propiedad intelectual, el sellado de tiempo conforma una prueba de alto valor a la hora de proteger una obra contra el plagio, puesto que se puede determinar de manera cierta cuál de ellas es anterior temporalmente.

Además, aporta un valor añadido a la transparencia de los gobiernos, que conforma un pilar básico del Gobierno Abierto. Así es habitual que sea requerido en procedimientos relacionados con la admisión de documentos en un registro oficial.

El marcar la fecha y hora exacta de la firma de un documento puede ser de gran ayuda a la hora de tener un control claro sobre qué es lo que se hace con éste, permitiendo una reacción más rápida y eficaz frente a robos o “fugas” de información, modificaciones maliciosas o eliminación.

Como hemos visto, aporta a los documentos un plus de seguridad, así como de tranquilidad a las partes implicadas. Además, no se trata de un proceso demasiado complejo y que puede realizarse sin muchas complicaciones por ciudadanos, instituciones y empresas.

Las soluciones de Viafirma ofrecen la posibilidad de incluirlos en los documentos que se firman digitalmente, aportándoles así un mayor respaldo legal a estos y evitando futuros conflictos y litigios.

¿Listo para empezar?

Automatiza y gestiona eficientemente tus documentos