Firma electrónica en República Dominicana

La norma dominicana que regula la firma digital es la Ley 126-02 sobre Comercio Electrónico, Documentos y Firmas Digitales, del 14 de agosto de 2002, y su Reglamento de Aplicación (Ley de Comercio Electrónico).

De acuerdo con el Artículo 2 literal i) de dicha ley se define como Firma Digital: El valor numérico que se adhiere a un mensaje de datos y que, utilizando un procedimiento matemático conocido, vinculado a la clave del iniciador y al texto del mensaje, permite determinar que este valor se ha obtenido exclusivamente con la clave del iniciador y el texto del mensaje, y que el mensaje inicial no ha sido modificado después de efectuada la transmisión.

El artículo 6 de dicha ley expresa que “cuando cualquier norma exija la presencia de una firma o establezca ciertas consecuencias en ausencia de la misma, se entenderá satisfecho dicho requerimiento en relación con un Documento Digital o un Mensaje de Datos, si éste ha sido firmado digitalmente y la firma digital cumple con los requisitos de validez establecidos en la presente ley.

Al mismo tiempo, equipara la Firma Digital a la firma manuscrita siempre que cumpla con todos los requisitos establecidos por el Artículo 31 de la ley, es decir:

  • Sea única a la persona que la usa;
  • Este bajo el control exclusivo de la persona que la usa;
  • Este ligada a la información, documento digital o mensaje, de tal manera que si estos son cambiados, la firma digital es invalidada, y
  • Este conforme a las reglamentaciones adoptadas por el Poder Ejecutivo.

Los artículos 33 y 34 de la antes mencionada ley establecen que cuando una o más firmas digitales hayan sido fijadas en un mensaje de datos o un documento digital, se presume que las partes firmantes tenían la intención de acreditar ese mensaje de datos o un documento digital y de ser vinculadas con el contenido del mismo, con lo que da cabida a cualquier tipo de contrato digital siempre que se cumplan dichas condiciones.

En la República Dominicana, los contratos por medios electrónicos pueden usar la firma electrónica o la digital, permitiendo a su vez identificar y vincular una persona con la creación de un mensaje de datos, un acto o un contrato y que cuenta con su aprobación.

El organo regulador es Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL), que tiene la autoridad de autorizar la prestación de servicios de certificación de firmas digitales autorizando Entidades de Certificación.

La primera Entidad de Certifiación, que se constituyó, aprobada por Indotel, para la República Dominicana fue la empresa AVANSI, filial de VIAFIRMA, en 2006.

El desarrollo de la firma digital se enmarca en el ambicioso proyecto de República Digital, que “busca garantizar el acceso de los dominicanos a las tecnologías de la información y comunicación, con el objetivo de reducir la brecha digital y brindar mejores servicios a la ciudadanía.”

¿Te ha sido útil el contenido?

reserva tu cita